Los premios Darwin 2007

7/4/08


Los Premios Darwin, se otorgan a aquellas personas que han fallecido de forma estúpida y sin quererlo. Se lleva celebrando desde el año 1985 y entre ellas han habido historias asombrosas. Algunas de ellas son las siguientes:
Premio Darwin 2006

Philip de 60 años fue advertido de que no podía fumar. No por lo perjudicial de este hábito, sino porque estaba recibiendo un tratamiento para la piel en el que se usaba crema de parafina (altamente inflamable). Este señor no pudo con el mono y se escapó de la habitación del hospital donde estaba ingresado para esconderse en la escalera de incendios. El tipo se fumó el cigarro y al apagar la colilla con el tacón prendió el pijama (que se había impregnado de la parafina). Murió en cuidados intensivos.

Premio Darwin 2005

Nguyen un vietnamita de 21 años estando con sus amigos bebiendo encontró un viejo detonador de 6 x 8 cm con dos alambres colgando de sus extremos.
Nguyen pensó que al ser tan viejo no podía explotar. Para probar su afirmación invitó a sus amigos a que le conectaran los 2 cables que pendían del detonador a la corriente eléctrica mientras él lo sostenía entre los dientes. Los amigos no pudieron negarse y efectivamente, Nguyen se equivocó. Murió de camino al hospital.

Premio Darwin 2004


Un Australiano volvió a casa después de una noche de borrachera. Se le ocurrió entrar en la casa por la ventana de la cocina. La ventana estaba cerrada (era una ventana que se abría hacia arriba). Consiguió abrirla un poco e introdujo la cabeza y un par de brazos (justo después de la ventana estaba el fregadero). La ventana (como no podía ser de otra forma) se cerró y al intentan escapar le dio con un brazo al grifo del agua caliente. Este individuo murió ahogado en su propio fregadero. La policía no entiende cómo no le dio por cerrar el grifo, desviar el tubo al otro fregadero de al lado, o mejor, entrar por la puerta ya que encontraron las llaves en su bolsillo.

GALARDONADOS EN LOS PREMIOS DARWIN 2007

El gran vencedor ha sido Michael, un hombre natural de Texas, Estados Unidos. Michael era alcohólico, pero no un alcohólico cualquiera. Su propia esposa aseguro que era adicto a los enemas, y así es como tomaba alcohol, por vía rectal. Sin embargo, una noche, se tomo tres litros de brandy de esta forma, y quedó dormido mientras su cuerpo seguía absorbiendo alcohol. El resultado fue que falleció. Las pruebas toxicológicas arrojaron que tenia un 0,47% de alcohol en sangre.

A continuación comparten premio 2 personas que proceden de Carolina del Sur (Estados Unidos). Ya que se trata de una pareja que estaba haciendo el amor en el tejado de una casa, y resbalaron por el mismo, con tan mala fortuna que acabaron cayendo a la calle falleciendo en el acto.
Se ve que no conocían el significado del sexo seguro.

El numero 3 lo ocupa un alemán, que intento eliminar a los topos que había en su finca de una forma radical. Conectando dos electrodos al suelo uniéndolos a una fuente de alta tensión. El resultado: los topos siguieron campando a sus anchas y el hombre murió electrocutado.
Es decir que todos terminaron bajo tierra.

En cuarto lugar, nos vamos a la República Checa, donde un grupo de ladrones estaba robando vigas de acero en una fábrica abandonada, con la mala suerte de escoger la viga central del edificio. La fuerza de la gravedad, que es muy caprichosa, provocó la caída del tejado de la fábrica acabando con la vida de dos de ellos e hiriendo a otros tres.

El quinto puesto es para la estupidez total un grupo de hombres que competían a ver quien era el ultimo en apartarse de las vías del tren. Ese día el ganador fue Patrick Stiff a título póstumo.

Y el sexto puesto en la lista de las muertes mas tontas del año es para un hombre que falleció mientras conducía y trabajaba con su ordenador portátil al mismo tiempo! Parece ser que después del accidente el ordenador seguía funcionando, conectado al mechero del vehículo.

En estos premios del 2007 debería tener un premio honorífico al que debería haber muerto después de todas las estupideces que cometió en lo largo de un día. Resulta que era un hombre que deseaba volar y para ello no se le ocurrió otra cosa que coger un sofá y empezar a atarle globos de helio para que pudiera volar. El invento le funcionó ya que empezó a coger gran altura en poco tiempo. Una vez a esa altura le entró el miedo y permaneció volando durante unas horas hasta que se decidió explotar unos globos para conseguir aterrizar. Tuvo tan buena fortuna que fue a dar con una torre de alta tensión y no pasarle nada, lo único que ocurrió fue que dejó a media ciudad sin electricidad. (Dicha historia fue contada por un amigo que fue el que me comentó la existencia de estos premios)
LINK: Darwin Awards, Darwin Awards (wikipedia) , Algunos candidatos (traducido)

0 comentarios:

Google