El ruido, mi peor enemigo en mi piso

30/5/07


Ante todo felicitar a todos los canarios que visitan mi blog que pasen un buen día de Canarias y aquellos que no lo son y viven en Canarias también.
A continuación les narro lo que en el título está más o menos bien explicado: Resulta que llevo unos cuantos meses viviendo en un bloque de pisos y al principio estaba bastante cómodo. Pero esta comodidad ha ido desapareciendo por culpa de 2 chicas que viven en un piso. La razón de esta falta de tranquilidad es la desconsideración con la que tienen las dos chicas con el resto de vecinos. Su cocina da a una boca de patio común donde los sonidos llegan de una casa a otra con extrema facilidad, ellas además lo facilitan al tener todo el rato la ventana abierta. A la hora de las comidas se les escucha perfectamente ya que su tono de voz es bastante alto, si esto no fuera poco el movimiento de sillas y algunos muebles más no lo realizan con suavidad. Luego al salir de su piso la puerta es cerrada con brutalidad que el piso hasta retumba.
De todo lo comentado ya es bastante grave, pero lo peor es cuando oyen música, ya que la ventana de la cocina sigue abierta y el sonido de la música llega perfectamente a todos los vecinos de alrededor. Aunque sea dentro de las horas que la comunidad de vecinos permite creo que es una gran falta de educación para los demás. Su reggaeton está bien que dentro de su casa se oiga pero no tiene el porque de tener que escucharse en todo el edificio. Desconozco a lo que se dedican pero por la cantidad de horas que se dedican a escuchar música creo que son estudiantes de 1º curso y que están en el piso de alquiler. Ahora me compadezco de ellas porque estoy seguro que en un futuro tendrán problemas de oído, ya que el nivel de volumen es muy exagerado. Esta misma tarde escuchaban la radio y era una pasada como se oía, era una charla amena en la radio, pero por el volumen parecía que era una discusión a gritos.
Si la situación sigue así lo más seguro es que vaya a hablar con ellas o dejarle una nota en el buzón. Estoy seguro que no soy el único vecino que se queja y aunque en edificio somos casi todos jóvenes puedo decir que hay respeto entre unos y otros. Yo con las chicas que tengo de vecinas por el otro lado estoy completamente a gusto ya que solo las siento cuando salen de su casa.
Si has leído pensarás que estoy ya pensando como los viejos que solo hacen de quejarse de los jóvenes, pero es que para mi el silencio y la tranquilidad son necesarias para estar descansado y poder concentrarme. A continuación pongo una divertida animación donde se puede ver de manera simpática lo que puede causar el ruido en un bloque de edificios.

0 comentarios:

Google